Quiche de queso y calabacín con masa de polenta al pesto

Buscando recetas para utilizar calabacines antes que acabe su temporada me encontré esta receta de Olga del blog “Pepita Greens” y me encantó, no solo por su presencia, sino también porque incorpora una base de polenta.

DSC_3727

La polenta es una comida italiana que en sus orígenes, en la Grecia clásica y en Roma, se trataba de harina de trigo hervida. Con el descubrimiento de América se abandonó la polenta de trigo para usar el nuevo cereal : el maíz. 

Es uno de los platos más consumidos en Italia, aunque también se consume en varios países centroeuropeos y latinoamericanos, donde la gastronomía italiana tiene mucho peso  como en Argentina, Chile o nuestro querido Uruguay. 

Existen tres tipos fundamentales de polenta, la amarilla, que se hace con harina de maíz, la blanca, que se saca de la harina de castaña, y la oscura, que usa harina de tigo sarraceno. La amarilla es la más conocida y utilizada. Además de no tener gluten y ser apta para las personas celíacas la polenta es una buena fuente de magnesio, calcio, potasio, Vitamina A, Vitamina C, carotenoides, ácido fólico, fibra y ácidos grasos esenciales. Además es una fuente importante de vitaminas del grupo B.

Así que no puedes dejar de hacer esta quiche!!

DSC_3682

Ingredientes

125 g polenta ( para la base)
500 ml caldo ( para la base)
2 cucharaditas orégano o hierbas provenzales ( para la base)
1 pizca pimienta ( para la base)
aceite para pincelar el molde ( para la base)
3 calabacines medianos
2 huevos
150 g queso feta o ricotta
250 ml nata vegetal
4 cucharadas sopera pesto casero ( albahaca, perejil, ajos y aceite de oliva)
 sal
 pimienta

Preparación 

Modo Tradicional

1.En una cazuela calentamos el caldo vegetal y cuando rompa a hervir añadimos la polenta, y sazonamos.  Con una cuchara de madera mezclamos y no dejamos de remover durante un par de minutos hasta que quede completamente cocida y con una consistencia pastosa. 

2.Añadimos las especies y removemos un poquito más fuera del fuego.

3. Sin dejar reposar, echamos la masa en un molde de 10×35 cm ( previamente aceitado y con papel en la base) y con la ayuda de la espátula primero y después con las manos, repartimos la masa por el fondo y el contorno del molde, hasta que quede uniforme. Llevamos al horno a 200ºC durante 30 minutos hasta que quede crujiente.

4.Con una mandolina cortamos los calabacines a tiras finas, enrollamos las tiras como un canelón y los pinchamos con un palillo para sostenerlos y mantener la forma espiral. Reservamos.

5. Batimos los huevos y sazona con sal y pimienta, añadimos la nata y el queso feta desmenuzado y mezclamos con una batidora de mano un poco. Reservamos.

6. Cubrimos la base de polenta con 4 cucharadas de pesto, agregamos la mezcla de huevos y queso feta y encima colocamos los espirales de calabacín, presionando unos contra otros para que no se abran mucho durante la cocción.

7.Horneamos a 180º C de 20 a 25 minutos hasta que haya cuajado el relleno.

Con el robot Moulinex Cuisine Companion

1.Para la base : Ponemos en el bol equipado con el batidor la polenta, el caldo, el orégano, pizca de pimienta y sal si apetece. Iniciamos velocidad 4, 90ºC durante 15 minutos.

2.Sin dejar reposar, echamos la masa en un molde de 10×35 cm ( previamente aceitado y con papel en la base) y con la ayuda de la espátula primero y después con las manos, repartimos la masa por el fondo y el contorno del molde, hasta que quede uniforme. Llevamos al horno a 200ºC durante 30 minutos hasta que quede crujiente.

3. Para el relleno Ponemos el queso, los huevos, la nata, sal y pimienta en el bol con la cuchilla de amasar picar y ponemos velocidad 6 durante 1 minuto. Reservamos.

4.Con una mandolina cortamos los calabacines a tiras finas, enrollamos las tiras como un canelón y los pinchamos con un palillo para sostenerlos y mantener la forma espiral. Reservamos.

5.Cubrimos la base de polenta con 4 cucharadas de pesto, agregamos la mezcla de huevos y queso feta y encima colocamos los espirales de calabacín, presionando unos contra otros para que no se abran mucho durante la cocción. Horneamos a 180º C de 20 a 25 minutos hasta que haya cuajado el relleno.

DSC_3687

DSC_3702

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s