Tiramisu

El tiramisu es un postre típico italiano, ese que no falta en cualquier celebración familiar. Fácil y rico, cada familia le da su toque personal. Hay muchas versiones de este postre. Hay quien le agrega nata montada, para darle consistencia; hay quien usa Amaretto para darle un toque de licor. Dicen que surgió en Siena, llamado sopa del Duque, que luego derivó en el actual Tiramisu ( tira mi sú) cuya traducción sería algo así como alégrame, levántame el ánimo. Es si o si un signo de fidelidad a su identidad, prepararlo con savoiardi, unos pequeños bizcochos alargados y secos, y el queso mascarpone, un queso fresco, ligeramente ácido y extraordinamente cremoso. En cuanto a los bizcochos, no uséis de soletilla o vainillas porque desaparecerá el postre. Tienen que ser bizcochos duros y secos, que aguanten el café y la crema. En cuanto a la crema, para evitar el huevo crudo, yo preparo un sabayón , aunque las claras las montamos a nieve y quedan crudas. Por eso es importante la conservación en frío y la consumición de un día a otro. Yo lo he hecho en molde desmontable, pero la presentación habitual es en una fuente. Para poderlo desmoldar he añadido un poco de gelatina, para no incorporar nata montada. Pero si lo haces en fuente puedes prescindir de ella.

Ingredientes

  • 250 g mascarpone
  • 3 yemas
  • 2 claras
  • 2 hojas de gelatina
  • 75 g de azúcar
  • 230 ml café
  • 150 g de cantuccini (savoiardi original)
  • 75 ml de vino tipo Marsala
  • Cacao puro al gusto.

Preparación

Modo tradicional

  1. Ponemos las hojas de gelatina a remojo.
  2. Separamos las yemas de las claras y ponemos en dos cuencos.
  3. Añadimos a las yemas el azúcar y llevamos en el bol al baño María y batimos con unas varillas hasta cremar.
  4. Añadimos el vino y seguimos batiendo a velocidad baja hasta que empiece a espesar. Si tienes un termómetro sería a los 90º.
  5. Escurrimos la gelatina y la añadimos removiendo bien hasta que se disuelva.
  6. Retiramos del calor y removemos. Tapamos con film y dejamos enfriar bien en la nevera.
  7. Montamos 2 claras a punto de nieve, con una pizca de sal o cremor tártaro. Reservamos.
  8. Preparamos un café intenso y si apetece le ponemos un chorrito de Marsala. Yo no se lo puse porque el sabayón ya le da ese punto. Pero si te gusta más intenso el punto del vino lo puedes poner. Solo un chorrito.
  9. Batimos con un batidor el mascarpone hasta que sea una crema suave . Añadimos el sabayón frío, y mezclamos con una espátula hasta obtener una crema homogénea. Por último añadimos las claras removiendo con suavidad para que no se baje la mezcla y quede homogénea.
  10. Mojamos los cantuccini hasta que se hayan empapado bien del precioso café, sin que se deshagan. Vuelta y vuelta.
  11. En un molde desmontable antiadherente ( o en una fuente si no lo vas a desmoldar), ponemos una capa de cantuccini, una capa de crema, otra de bizcochos y por último otra de crema. Tapamos con film y dejamos enfriar al menos 5 horas en la nevera.
  12. Antes de servir, espolvorear con chocolate amargo en polvo.
  13. También puedes hacer presentación individual en copas.

Con el Robot Moulinex Cuisine Companion

  1. Ponemos las hojas de gelatina a remojo.
  2. Separamos las yemas de las claras.
  3. Ponemos las yemas de huevo y el azúcar en bol, con el accesorio batidor. Sin tapón.
  4. Programamos velocidad 5, 50 ° durante 3 minutos y batimos los huevos.
  5. Agregamos el marsala. Programamos  velocidad 5, 90 ° durante 7 minutos. En el último minuto añadimos la gelatina escurrida, si queremos desmoldarlo.
  6. Retiramos en un recipiente. Tapamos con film y dejamos enfriar bien en la nevera.
  7. En el bol limpio y seco ponemos las claras con una pizca de sal o cremor tártaro. Montamos las claras a velocidad 7/9 durante 2 -3 minutos. Reservamos.
  8. Preparamos un café intenso y si apetece le ponemos un chorrito de Marsala. Yo no se lo puse porque el sabayón ya le da ese punto. Pero si te gusta más intenso el punto del vino lo puedes poner. Solo un chorrito.
  9. Batimos el mascarpone con un batidor, hasta que sea una crema suave . Añadimos el sabayón frío, y mezclamos con una espátula hasta obtener una crema homogénea. Por último añadimos las claras removiendo con suavidad para que no se baje la mezcla y quede homogénea.
  10. Mojamos los cantuccini hasta que se hayan empapado bien del precioso café, sin que se deshagan. Vuelta y vuelta.
  11. En un molde desmontable antiadherente ( o en una fuente si no lo vas a desmoldar), ponemos una capa de cantuccini, una capa de crema, otra de bizcochos y por último otra de crema. Tapamos con film y dejamos enfriar al menos 5 horas en la nevera.
  12. Antes de servir, espolvorear con chocolate amargo en polvo.
  13. También puedes hacer presentación individual en copas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s