Tarta de crema de limón y mascarpone, con un toque de frambuesas.

Esta tarta es un dulce que no te dejará indiferente si te gustan los cítricos. La masa es una galleta crujiente, hecha por tí en un plis plas. El sabor es una delicia. No necesita merengue si te gusta el limón y su punto justo de acidez. No es un lemon pie, es una tarta con crema de limón. Está basada en una receta de Helen James, que a su vez se basó en una receta de David Leboritz.

Ingredientes:

  • LIMONES CONFITADOS
  • 1 limón en rodajas finas
  • 150 g de azúcar
  • 100 ml de agua
  • MASA BASE
  • 85 g de mantequilla cortada en cubos
  • 1 cucharada de aceite (girasol u oliva suave)
  • 3 cucharadas de agua
  • 1 cucharada de azúcar
  • Pizca de sal
  • 160 g de harina común
  • CREMA DE LIMÓN
  • 120 g de azúcar glass
  • zumo de 3 limones
  • ralladura de un limón
  • 80 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 1 yema
  • 1 cucharadita de maizena u almidón de maíz
  • 2 cucharadas de confitura de frambuesa ( a ser posible casera).
  • queso mascarpone, 250 g aprox.

Procedimiento

Modo Tradicional

  1. Para el limón confitado: añadimos el azúcar y el agua a una olla baja y llevamos al fuego hasta que el azúcar se disuelve.
  2. Agregamos con cuidado las rodajas de limón formando una sola capa.
  3. Cocinamos a fuego suave hasta que aparezca un caramelo dorado, aprox. 30 minutos.
  4. Retiramos las rodajas con cuidado y colocamos sobre papel de horno para que se enfríen.
  5. Precalentamos el horno a 210ºC.
  6. En una fuente para horno de tamaño mediano, que aguante bien el calor, tipo Pirex o cerámica (Le Creuset) colocamos la mantequilla, el aceite, el agua, el azúcar y la sal. No es necesario mezclarlos.
  7. Llevamos la fuente al horno durante 15 minutos, o hasta que la mantequilla se derrite y empieza a burbujear y dorarse en los bordes.
  8. Retiramos del horno (con mucho cuidado porque el contenido estará caliente). Añadimos la harina y revolvemos vigorosamente hasta que la masa se une y comienza a separarse de los lados.
  9. Ponemos la masa en una tartera desmontable de 20 cm y dejamos enfriar un poco. Presionamos con los dedos en la base y los lados hasta que queda suave y uniforme. 
  10. Pinchamos toda la masa con un tenedor y horneamos a 200º durante 15 minutos, calor arriba y abajo, hasta que esté dorada.
  11. Retiramos del horno y dejamos enfriar.
  12. Para la crema de limón: Para ellos batimos los huevos/yema y el azúcar unos minutos hasta espumar. Añadimos batiendo la maizena hasta que se disuelve bien.
  13. Agregamos revolviendo el zumo de limón, el agua y la ralladura y llevamos al fuego sin parar de revolver hasta que espese, alrededor de 8-9 minutos. Sabremos que está porque desaparecen las burbujas y espesa.
  14. Retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y seguimos revolviendo para cortar el calor. Ponemos en un recipiente de cristal, tapamos con film pegado para que no se forme costra y enfriamos.
  15. Si no nos gustan los trozos de ralladura colamos en un colador de malla fina antes de tapar y enfriar.
  16. Ponemos el mascarpone en un bol y batimos unos segundos para cremar.
  17. Añadimos la crema de limón y mezclamos hasta obtener una crema suave y homogénea.
  18. Ponemos la mezcla en la base y dejamos enfriar al menos 4 horas.
  19. Adornamos con las rodajas de limón caramelizadas. Con un pincel de silicona esparcimos un poco de confitura de frambuesa.
  20. Y a disfrutar.

Con el robot Moulinex Cuisine Companion

  1. Preparamos los limones confitados según el Modo Tradicional, desde el punto 1 al 4 de dicho Modo.
  2. Precalentamos el horno a 210ºC.
  3. En una fuente para horno de tamaño mediano, que aguante bien el calor, tipo Pirex o cerámica (Le Creuset) colocamos la mantequilla, el aceite, el agua, el azúcar y la sal. No es necesario mezclarlos.
  4. Llevamos la fuente al horno durante 15 minutos, o hasta que la mantequilla se derrite y empieza a burbujear y dorarse en los bordes.
  5. Retiramos del horno (con mucho cuidado porque el contenido estará caliente). Añadimos la harina y revolvemos vigorosamente hasta que la masa se une y comienza a separarse de los lados.
  6. Ponemos la masa en una tartera desmontable de 20 cm y dejamos enfriar un poco. Presionamos con los dedos en la base y los lados hasta que queda suave y uniforme. 
  7. Pinchamos toda la masa con un tenedor y horneamos a 200º durante 15 minutos, calor arriba y abajo, hasta que esté dorada.
  8. Retiramos del horno y dejamos enfriar.
  9. En el bol del robot de cocina equipado con la batidora, ponemos el azúcar glass, el zumo de limón, la ralladura, la mantequilla y mezclamos a Velocidad 5 a 60 ° C durante 2 minutos.
  10. Añadimos los huevos, la yema y la maicena y mezclamos a Velocidad 5 a 80 ° C durante 8 minutos.
  11. Si no nos gustan los trozos de ralladura colamos en un colador de malla fina.
  12. Cubrimos con film pegado a piel y dejamos enfriar.
  13. En el bol limpio y seco equipado con el batidor ponemos el mascarpone. Batimos 20 segundos a velocidad 5.
  14. Añadimos la crema de limón y mezclamos 10 segundos más.
  15. Ponemos la mezcla en la base y dejamos enfriar al menos 4 horas.
  16. Adornamos con las rodajas de limón caramelizadas. Con un pincel de silicona esparcimos un poco de confitura de frambuesa.
  17. Y a disfrutar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s