Cheesecake de fresas en vasitos.

el

Esta receta nace de un error. Estos días en casa, para distraerme de tantas negatividades, intento con lo que tengo en casa hacer recetas pendientes. Me encantan las cheescakes y me puse a ello con unas fresas que rondaban por mi nevera. Con las más pochas hice una mermelada casera y con el resto la cheesecake. Un error de cálculo hizo que la gelatina no cuajara como es debido. Así que reconvertí la tarta en vasitos. Quedaron tan estupendos que voy a repetir en cuanto se de la ocasión. Os dejo la receta.

Ingredientes

  • Para 6 vasitos:
  • 180 g galletas tipo María o Digestive
  • 100 g mantequilla sin sal
  • 150 g de azúcar fino
  • 350 g de fresas
  • 200 ml de nata bien fría
  • 250 g de queso crema tipo Philadelphia frío
  • 45 ml de agua
  • 2 hojas de gelatina
  • 250 g de nata para montar 35% MG, más 3 cucharadas de azúcar glass para decorar
  • 300 g de mermelada de fresas, a ser posible casera/// o también fresas maceradas con azúcar al gusto.

Preparación

Modo Tradicional

  1. Empezamos triturando las galletas con un molinillo o poniéndolas en una bolsa y aplastándolas hasta hacerlas polvo. Las ponemos en un bol amplio.
  2. Derretimos la mantequilla 15 segundos en el microondas o en un cazo a fuego bajo.
  3. Vertemos la mantequilla derretida sobre las galletas trituradas y removemos con una espátula hasta que se integre todo muy bien. Reservamos.
  4. Ponemos a remojo las láminas de gelatina 10 minutos. Pasado ese tiempo calentamos el agua y añadimos las láminas escurridas. Removemos hasta que se disuelven y reservamos.
  5. En un bol trituramos las fresas lavadas y cortadas con un batidor de mano o minipimer.
  6. Añadimos la gelatina disuelta y removemos.
  7. En un bol batimos con un batidor de varillas unos segundo el queso frío para ablandarlo.
  8. Añadimos la nata también fría y seguimos batiendo a velocidad alta hasta que la nata comienza a montarse, unos 2 minutos más.
  9. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta montar la nata y obtener una mezcla cremosa y consistente.
  10. Con una espátula vamos integrando de forma envolvente la mezcla de fresas y gelatina. Reservamos en la nevera en una manga sin boquilla.
  11. Montamos la nata con el azúcar y ponemos en una manga pastelera con boquilla rizada. Recordamos que tanto la nata como el bol deben estar bien fríos.
  12. Removemos bien la mermelada casera, con sus trozos de fresas.
  13. Repartimos la mezcla de galletas en el fondo de los vasitos. A continuación, ponemos la crema de queso sobre las galletas hasta la mitad del vaso. Colocamos las fresas con el jugo de maceración o un poco de mermelada. Ponemos más crema de queso por encima y culminamos con la nata. Adornamos con unas fresas laminadas.
  14. Dejamos en la nevera hasta el momento de servir.

Con el Robot Moulinex Cuisine Companion

  1. Ponemos la mantequilla en el bol equipado con la cuchilla de amasar picar, Derretimos a velocidad 5, 80ºC durante 3 minutos.
  2. Añadimos las galletas machacadas y trituramos 30 segundos a velocidad 11. Reservamos.
  3. Ponemos a remojar las láminas de gelatina en un cuenco de agua fría.
  4. Agregamos las fresas en el bol equipado con la cuchilla ultrablade y trituramos las frambuesas a velocidad 10 durante 2 minutos.
  5. Programamos velocidad 7, 80ºC durante 5 minutos. Cuando falte un minuto añadimos la gelatina escurrida. Reservamos, sin dejar enfriar, solo templar.
  6. Mientras, lavamos y enfriamos bien el bol unos minutos en el congelador.
  7. Equipamos con el batidor y añadimos el queso bien frío. Ponemos velocidad 6, sin tapón . Al minuto añadimos la nata bien fría y cuando empiece a espesar añadimos el resto del azúcar por el bocal, aproximadamente entre 3-4 minutos. Vamos observando para que no se corte.
  8. Añadimos en un bol el puré de fresas sobre la nata montada y mezclamos con una espátula con movimientos suaves, y envolventes hasta que quede una mezcla uniforme. Reservamos en la nevera en una manga sin boquilla.
  9. Lavamos y enfriamos bien el bol y el batidor. Montamos la nata a velocidad 6. Cuando comienza a espesar añadimos el azúcar glass hasta que se monte bien.
  10. Ponemos en una manga pastelera con boquilla rizada.
  11. Repartimos la mezcla de galletas en el fondo de los vasitos. A continuación, ponemos la crema de queso sobre las galletas hasta la mitad del vaso. Colocamos las fresas con el jugo de maceración o un poco de mermelada. Ponemos más crema de queso por encima y culminamos con la nata. Adornamos con unas fresas laminadas.
  12. Dejamos en la nevera hasta el momento de servir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s