Helado de té chai

El té chai, también conocido como masala chai es una bebida típica del sur de India que consiste en una mezcla de te verde o negro con especias y hierbas aromáticas. La versión más popular de masala chai usa las especias conocidas como calientes,: cardamomo, clavo, pimienta, anís, jengibre y canela. En algunas regiones pueden agregar almendras y azafrán. Se puede tomar con leche o agua caliente, al gusto. Gracias a las especies este té consigue además de sabor, una serie de propiedades medicinales extras, se considera que es digestivo, anti-inflamatorio, anti-oxidante y proporciona beneficios para quien tenga problemas cardiovasculares y respiratorios. La verdad que me encanta el sabor de las especies, y suelo tomar cada día en la versión que viene preparada. Así que me he lanzado a hacerlo en versión helado para estos días en que el calor asoma. Cogí la receta de la página de Le Creuset y la he adaptado a mi manera. Yo he usado té chai que compro a granel, pero puedes usar bolsitas preparadas (Mercadona, Hornimans).

Ingredientes

  • 500 ml de leche entera
  • 500 ml de nata
  • 100 g de azúcar
  • 50 g de miel
  • 6 cucharaditas de té chai o 5 bolsitas de té chai
  • 4 yemas

Preparación

Modo Tadicional

  1. Para extraer el mayor sabor de las hojas de té chai, las ponemos en una ollita seca a fuego lento y removemos suavemente durante uno o dos minutos. Nos aseguramos de no quemarlo.  Añadimos ½ taza de agua tibia para hacer un té fuerte y dejamos enfriar.
  2. Ponemos en un cazo a calentar la leche con la mitad de la nata, el azúcar y la miel, removiendo suavemente para que se disuelva bien el azúcar.
  3. Cuando esté a punto de hervir, retiramos del fuego y añadimos el té. Dejamos infusionar durante media hora. Al cabo de ese tiempo, colamos la mezcla y dejamos templar.
  4. En un bol batimos bien las yemas hasta que blanqueen.
  5. Añadirle poco a poco las yemas a la mezcla anterior sin dejar de remover.
  6. Ponemos otra vez a fuego suave, removiendo constantemente, hasta que se espese. Tiene que adquirir la textura de unas natillas ligeras, alrededor de 5 minutos.
  7. Retiramos del fuego y añadimos el resto de la nata. Removemos y dejamos que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente.
  8. Una vez fría la mezcla la introducimos en la nevera durante al menos una hora. Yo la dejé toda la noche.
  9. Si tenemos heladera sacamos la mezcla de la nevera y procedemos a meterla en la heladera siguiendo las instrucciones del fabricante de la misma. Yo tengo la de Lidl y en 30/40 minutos suele hacerse el helado.
  10. En caso de no tener heladera lo que hacemos es meter la mezcla en un recipiente preferiblemente de metal y lo llevamos al congelador durante aproximadamente 1 hora. A partir de entonces, cada 30 o 40  minutos lo sacamos y lo batimos enérgicamente con un batidor o con unas varillas para romper los cristales que se formen y lo volveremos a introducir en el congelador. Y así durante tres horas y adquiera la textura adecuada.
  11. Reservamos en el congelador hasta el momento de servir, mejora dejándolo hasta el día siguiente, ya que damos tiempo a que el helado se asiente.
  12. Sacamos a la nevera 10 minutos antes de servir.

Con el Robot Moulinex Cuisine Companion

  1. Para extraer el mayor sabor de las hojas de té chai, las ponemos en una ollita seca a fuego lento y removemos suavemente durante uno o dos minutos. Nos aseguramos de no quemarlo.  Añadimos ½ taza de agua tibia para hacer un té fuerte y dejamos enfriar.
  2. Ponemos en el bol con el batidor la mitad de la nata y la leche. Calentamos a 90º durante 5 minutos a velocidad 3.
  3. Añadimos el té, retiramos en un bol y dejamos infusionar durante media hora. Colamos y dejamos enfriar.
  4. Ponemos las yemas y el azúcar en el bol equipado con el batidor. Batimos 10 minutos a velocidad 7 hasta obtener una crema. En el último minuto agregamos por el bocal la mezcla infusionada y el resto de la nata.
  5. Programamos velocidad 4 durante 8 minutos a 90º. Dejamos que la mezcla se enfríe completamente a temperatura ambiente con un plástico por encima para que no forme piel y la metemos en la nevera para que se refrigere.
  6. Para mantecar con nuestra Cuco metemos el helado en el congelador y cada 40-45 minutos, durante las 4 primeras horas, lo ponemos (en trozos) en el bol del robot de cocina con el batidor y programamos unos segundos ( 20-30) , a velocidad progresiva 7-9, para romper los cristales de hielo que se puedan producir en el helado.
  7. Cubrimos con plástico o film transparente y lo guardamos en un recipiente hermético en el congelador, hasta el día siguiente. Sacamos del congelador 10 minutos antes de su consumo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s