Cheesecake de maracuyá sin horno.

el

Hoy mi propuesta es una tarta de sabores tropicales. Me apetecía probar la combinación del queso y el maracuyá o fruta de la pasión. Y el resultado no pudo ser más bueno. La tarta queda especialmente bonita y sabrosa, con un toque ácido que en combinación con el queso te va a enamorar. Encontareís esta fruta en la sección de frutas tropicales y exóticas. También si no encontráis la fruta podeís comprar pasta concentrada de fruta de la pasión de la marca Sosa. Yo la compré en María Lunarillos. Y de hecho, como no me alcanzó la fruta natural, utilicé esta pasta para la cobertura. Pero ya os contaré como hacerlo de ambas maneras.

Ingredientes

  • 150 g de galletas tipo Digestive
  • 75 g de mantequilla derretida
  • 250 g de queso crema tipo Philadelphia a temperatura ambiente
  • 250 g de pulpa de maracuyá sin semillas/ o 150 g de pasta concentrada sin semillas ( unos 5 maracuyás aprox.)
  • 200 g de azúcar
  • 200 ml de nata para montar MIN: 35%MG
  • 6 láminas de gelatina o 15 g de gelatina sin sabor
  • PARA LA COBERTURA
  • 2 láminas de gelatina sin sabor o 1 cucharadita de gelatina en polvo
  • 125 g de pulpa de maracuyá/100 g de concentrado con 50 ml de agua
  • 50 g de azúcar

Preparación

Modo tradicional

  1. Empezaremos preparando el molde.
  2. Con la ayuda de un robot o picadora trituramos las galletas. Otra forma consiste en meter las galletas en una bolsa de plástico para conservar alimentos, cerrarla bien y pasar un rodillo por encima hasta que las galletas están hechas migas.
  3. Derretimos la mantequilla y mezclamos con las gallegas picadas.
  4. Forramos un molde desmontable de 20 cm con acetato. Si no tenemos no nos preocupamos, no nos quedará tan perfecto el borde pero no pasa nada. Para poder desmoldarla bien ponemos papel de horno en la base y ajustamos, Así luego solo tiraremos de él para pasar la cheescake al plato.
  5. Forramos la base con la mezcla de galletas y mantequilla ayudándonos con una cuchara, o un vaso para que quede bien cubierta y uniforme la base. Llevamos a la nevera.
  6. Hidratamos las láminas de gelatina en un bol con agua hasta que se ablanden. Si usamos gelatina en polvo la disolvemos en 100 ml de agua y reservamos.
  7. La pulpa la vamos a cocinar el azúcar para restar acidez. Para ello extraemos la pulpa de los maracuyás (con pepitas y todo). Añadimos el azúcar y unas gotitas de limón para evitar que se oxide. Llevamos a fuego medio sin dejar hervir. Cuando empieza a salir humo del cazo, colamos y reservamos.
  8. Escurrimos las hojas de gelatina y añadimos removiendo hasta que se disuelvan bien. Reservamos dejando que se temple.
  9. Batimos la nata con unas varillas, hasta que esté semimontada, NO montada del todo. Tiene que quedar con una textura tipo mousse.
  10. En un bol removemos con un batidor de mano el queso hasta que quede una crema libre de grumos.
  11. Agregamos parte del queso a la pulpa con la gelatina para atemperar la mezcla. Esto es importante, porque si lo agregamos de golpe con la gelatina caliente se endurecería enseguida.
  12. Añadimos el resto del queso y mezclamos bien con el batidor hasta que obtenemos una mezcla uniforme.
  13. Ahora con una espátula vamos añadimos en varias tandas la nata montada y mezclamos con movimientos envolventes hasta que quede una mezcla homogénea.
  14. Vertemos la mezcla en el molde sobre la base de galletas. Alisamos y damos unos golpecitos contra la encimera para que no queden burbujas de aire en la masa.
  15. Llevamos a la nevera al menos de 4/6 horas, aunque queda mucho mejor de un día para otro.
  1. PARA LA COBERTURA:
  2. Remojamos las láminas de gelatina en agua fría hasta que se ablanden.
  3. En una ollita calentamos la pulpa de maracuyá, ( puedes no colarla, si lo deseas). Agregamos el azúcar, y cuando esté disuelto retiramos del fuego.
  4. Añadimos la gelatina, removemos bien para que se disuelva completamente. Reservamos y esperamos a que se enfríe un poco antes de colocarla sobre el cheesecake.
  5. Cuando esté atemperada y aún líquida, la añadimos sobre la cheesecake cuajada, dejandola caer sobre el dorso de una cuchara.
  6. Dejamos reposar en la nevera por una hora o hasta que se endurezca.

NOTA: SI USAMOS GELATINA EN POLVO LA HIDRATAMOS EN AGUA Y LUEGO LA DISOLVEMOS UNOS SEGUNDOS EN EL MICRO AL AÑADIRLA.

Con el Robot Moulinex Cuisine Companion

  1. Ponemos la mantequilla en el robot equipado con el accesorio de amasar picar y programamos velocidad 5 a 80ºC durante 3 minutos.
  2. Añadimos las galletas machacadas y mezclamos a velocidad 11 durante 30 segundos.
  3. En un molde desmontable de 18/20 cm de diámetro ponemos la base de galletas con mantequilla y compactamos con ayuda de una cuchara o un vaso. Llevamos a la nevera mientras preparamos el relleno.
  4. Ponemos a remojo las láminas de gelatina 10 minutos. 
  5. Extraemos la pulpa de los maracuyás (con pepitas y todo). Añadimos el azúcar y unas gotitas de limón para evitar que se oxide. Colocamos en el bol equipado con la cuchilla de amasar/picar, y programamos velocidad 1 a 80º durante 10 minutos.
  6. Añadimos las hojas de gelatinas una vez escurridas y programamos durante medio minuto velocidad 4.Reservamos y dejamos templar a temperatura ambiente hasta que pierda la temperatura.
  7. Lavamos bien el bol y lo ponemos a enfriar en el congelador con el batidor. (Tendremos la nata bien fría)
  8. Añadimos la nata y programamos velocidad 6/7 sin tapón hasta que vemos que se va montando. En ese momento vemos que espesa y cambia el ruido del batido. Aproximadamente 1 minuto y medio. Cuando veamos que queda una mezcla cremosa paramos. Tiene que quedar semimontada, tipo mousse.
  9. Ablandamos el queso con un batidor hasta que quede una crema sin grumos.
  10. Agregamos parte del queso a la pulpa con la gelatina para atemperar la mezcla. Esto es importante, porque si lo agregamos de golpe con la gelatina caliente se endurecería enseguida.
  11. Añadimos el resto del queso y mezclamos bien con el batidor hasta que obtenemos una mezcla uniforme.
  12. Ahora con una espátula vamos añadimos en varias tandas la nata montada y mezclamos con movimientos envolventes hasta que quede una mezcla homogénea.
  13. Vertemos la mezcla en el molde sobre la base de galletas. Alisamos y damos unos golpecitos contra la encimera para que no queden burbujas de aire en la masa.
  14. Llevamos a la nevera al menos de 4/6 horas, aunque queda mucho mejor de un día para otro.
  1. PARA LA COBERTURA:
  2. Remojamos las láminas de gelatina en agua fría hasta que se ablanden.
  3. En el bol equipado con el batidor añadimos la pulpa de maracuyá y el azúcar. programamos velocidad 1 a 80º durante 10 minutos.
  4. Añadimos las hojas de gelatinas una vez escurridas y programamos durante medio minuto velocidad 4.Reservamos y dejamos templar a temperatura ambiente hasta que pierda la temperatura.
  5. Cuando esté atemperada y aún líquida, la añadimos sobre la cheesecake cuajada, dejandola caer sobre el dorso de una cuchara.
  6. Dejamos reposar en la nevera por una hora o hasta que se endurezca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s